Colegio Oficial de Veterinario de Castellon

 

Reclamación Usuarios

 

Con el objetivo de ofrecer al ciudadano un mejor servicio y una orientación sobre como encauzar y efectuar una reclamación ante la actuación llevada a cabo por un veterinario, se proporciona este modelo de formulario de reclamación donde deberá especificarse los datos del denunciante, denunciado y explicación de los hechos acaecidos.

 

Este formulario una vez cumplimentado podrá ser remitido por e-mail a  Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. si es firmado digitalmente por el interesado. En caso de no poseer firma digital deberá imprimir el formulario, firmarlo y remitirlo por correo postal a Colegio Oficial de Veterinarios. c/ Asensi 12-1º c.p. 12002 , Castellón

 

Si se poseen pruebas realizadas sobre los animales implicados se aconseja aportarlas junto a la reclamación para un mejor esclarecimiento de los hechos denunciados. Las pruebas se podrán presentar igualmente en la secretaría del Colegio por e-mail o correo postal.

 

Descargar formulario de reclamación

 

NOTA IMPORTANTE: solo se admitirán reclamaciones redactadas en castellano o valenciano, en otros idiomas no serán atendidas.

 

PROCESIONARIA

 

 

 

AYUNTAMIENTO DE CASTELLÓN-CENSO CANINO 

Las dependencias del Departamento de Sanidad del Excmo. Ayuntamiento de Castellón han sido trasladadas al Edificio Noble sito en la Plaza Mayor nº1 cuarta planta, lo que os comunicamos a los efectos de informar a los clientes para proceder al tramite del Censo Canino(plazo de diez días), obtención de licencia de animales potencialmente peligrosos y cualquier otra consulta que se les pueda resolver. También en cualquiera de las Tenencias de Alcaldía.

Departamento de Sanidad: Plaza Mayor nº1-4ºpiso

Teléfono: 964355100    Fax: 964223167

 

 

 

 

Identificación 

Según la Orden de 25 de septiembre de 1996, por la que se regula el sistema de identificación de los animales de compañía, la identificación de perros deberá realizarse en sus tres primeros meses de vida o en el mes siguiente a su adquisición, mediante la comunicación al Registro Surpramunicipal de Animales de compañía de la Comunidad Valenciana. 

Las infracciones cometidas en materia de identificación, están tipificadas en la Ley 4/1994, de Protección de los Animales de Compañía, figurando como infracción grave, que se sancionarán con una multa de 600€ a 6000€.

 

Vacunación 

Desde el siglo diecinueve, y gracias a investigadores como Jenner y Pasteur, se conoce que las infecciones están íntimamente relacionadas con la presencia de microorganismos, y que existe la posibilidad de protegerse contra estas mediante la inyección de sus agentes causales con sus características atenuadas. 

La vacunación en los animales de compañía es el método preventivo más adecuado para evitar la aparición de diversas enfermedades. Respetar el calendario de vacunaciones propuesto por su veterinario tiene una importancia básica para la consecución de una salud plena. Éste es el procedimiento preventivo por excelencia. Desgraciadamente, no existen vacunas contra todas las patologías, pero sí disponemos de una amplia variedad de ellas que nos permiten prevenir un gran número de enfermedades de diversa gravedad, algunas de ellas transmisibles a las personas.
La vacunación es un procedimiento sencillo, eficaz, y con un coste razonable. Con ella incluso hemos conseguido erradicar ciertas patologías. Tras su aplicación, los sistemas de defensa se activan de similar forma a la que lo harían ante una invasión real. Pasados unos días, el sistema inmune del animal crea defensas, posibilitando que ante una infección real posterior se reaccione de una forma tan eficaz que se le venza sin llegar a enfermar, o haciéndolo de una forma mucho más leve.
 

Según la ORDEN de 1 de junio de 1996, por la que se establece la obligatoriedad de la vacunación antirrábica en la Comunidad Valenciana, todo propietario de perros residentes en la Comunidad Valenciana será responsable de que sus animales mantengan un adecuado nivel inmunitario frente a la enfermedad de la rabia. Para ello, deberán someterlos a vacunación contra esta enfermedad por primera vez cuando el animal tenga tres meses de edad, revacunando un año más tarde y, posteriormente, al menos una vez cada dos años. No obstante, el veterinario facultativo bajo su responsabilidad podrá, en función de su criterio profesional, determinar la frecuencia, periodicidad u oportunidad de otras vacunaciones.
Los perros vacunados frente a rabia serán provistos de una medalla plástica, cuyas características comunicará anualmente la Conselleria de Agricultura y Medio Ambiente a los Colegios Oficiales de Veterinarios de las tres provincias, que deberá acompañar a los animales durante sus desplazamientos por la vía pública.Los veterinarios facultativos reflejarán la vacunación en la cartilla sanitaria o en el pasaporte, debiendo estar el animal identificado.
 

Las infracciones cometidas en materia de vacunación de perros frente a rabia, están tipificadas en la Ley 4/1994, de Protección de los Animales de Compañía, figurando como infracción grave, que se sancionarán con una multa de 600€ a 6000€.La rabia no es una enfermedad cualquiera. Perdura en nuestro subconsciente colectivo, tras haberla padecido desde tiempos remotos. Su primera referencia data de 1800 años antes de Cristo. Reflejo de esa ancestral presencia, contamos incluso con una patrona contra la rabia, Santa Quiteria. Y es también una de las enfermedades más temidas, pues puede suponer una de las muertes más crueles que existen. Se trata de una infección de origen vírico caracterizada por una afección nerviosa aguda, mortal si no se trata a tiempo, que afecta al hombre y a gran número de animales. La transmisión del virus rábico, se produce mediante la mordedura de un animal enfermo, o cuando su saliva, se pone en contacto íntimo con heridas abiertas. 

España se encuentra libre de casos de rabia, a excepción de Ceuta y Melilla. Pero la rabia silvestre está presente en todo el Continente Europeo, llegando hasta los Pirineos, y existe rabia urbana en Marruecos y Argelia. En esta coyuntura ser un territorio frontera de Europa y África, supone un riesgo cierto. El virus rábico sin embargo, sí está presente en nuestro país en distintas especies de murciélagos. Por ello en caso de mordedura de uno de estos animales, se debe acudir inmediatamente a los servicios sanitarios. 

La sistemática vacunación contra la rabia de toda la población canina durante años ha hecho posible la óptima situación epidemiológica del censo canino español. Esto ha merecido la felicitación de la Organización Mundial de la Salud, junto con la recomendación que se continuara vacunando. En alguna Comunidad Autónoma se ha hecho precisamente lo contrario, de forma realmente desacertada, por que caso de desatarse un brote, les aseguro, que los virus no entienden de fronteras administrativas. 

Un dueño responsable debe pensar exclusivamente en el beneficio sanitario, valorando las terribles consecuencias de que su animal enferme por no haberlo vacunado. Y sepa que en la mayoría de las comunidades autónomas, la vacunación antirrábica es obligatoria.
La aplicación de las vacunas es competencia exclusiva del veterinario. Con su cualificación profesional y experiencia, establecerá la estrategia de vacunación más adecuada a cada animal concreto. Es fundamental la revisión que previamente hará del estado de salud del animal, ya que si no está sano, la eficacia de la vacuna puede ser insuficiente.
Antes de adquirir un animal ya vacunado, exija que la cartilla que le ofrecen sea la cartilla sanitaria oficial, y no modelos de propaganda de laboratorios. Y atención muy especial a otra cuestión. Exija también que las vacunas que le indiquen que ya le han puesto, estén debidamente cumplimentadas. Para ello, verifique la indicación del nombre, lote y caducidad de cada vacuna, y la firma, sello y número de colegiado del veterinario que la administró. Esta es la única forma de garantizar que no le engañen.

 

Pasaporte europeo de animales de compañía

 

Desde el 1 de octubre de 2004, todos los perros, gatos y hurones de la Unión Europea deben tener un único modelo de pasaporte para desplazamientos no comerciales en los países miembros. Con ello, se facilita el libre movimiento reemplazando a los diferentes certificados existentes antes de la fecha y se extiende a los animales nacidos a partir de entonces, aunque los que posean una de las anteriores las podrán seguir conservando, sin necesidad del nuevo documento, salvo caso que vayan viajar fuera de España.

El establecimiento del modelo de pasaporte es uniforme en todo el territorio nacional, y su puesta en marcha competencia de las Comunidades Autónomas. Tiene unas medidas predeterminadas, las cubiertas de color azul y las estrellas de los países miembros en amarillo, con las palabras “Unión Europa” y el nombre del Estado miembro.

 

Este único documento veterinario utiliza el idioma oficial del país de procedencia y el inglés, y refleja el número de identificación del animal que se corresponde con el número del microchip o del tatuaje. A este respecto hay que decir que la legislación europea, tras un periodo transitorio de ocho años, sólo va a aceptar como medio de identificación al microchip.

 

En el pasaporte también se certifica que se ha vacunado a los animales contra la rabia, y contiene detalles sobre otras vacunaciones, incluso las que no obliga la ley. Asimismo, incluye una sección sobre exámenes clínicos y legalización, de manera que posibilita su uso para desplazamientos fuera de la Comunidad Europea.

 

Legislación aplicable

 

ORDENANZA AYUNTAMIENTO DE CASTELLÓN TENENCIA DE ANIMALES DE COMPAÑIA

 

 

 Vacunación antirrábica, identificación y pasaporte. 

  • ORDEN de 1 de junio de 1996, por la que se establece la obligatoriedad de la vacunación antirrábica en la Comunidad Valenciana. DOGV núm. 2776 de 24 de junio de 1996
  • ORDEN de 25 de septiembre de 1996, de la Consellería de Agricultura y Medio Ambiente por la que se regula el sistema de identificación de los animales de compañía. DOGV núm. 2850 de 17 de octubre de 1996.
  • DECRETO 49/2005, de 4 de marzo, del Consell de la Generalitat por el que se regurla el pasaporte para perros, gatos y hurones. DOGV núm. 496.  

 Protección de animales de compañía.  

  • LEY 12/2009, de 23 de diciembre, de Medidas Fiscales, de Gestión Administrativa y Financiera, y de Organización de la Generalitat Valenciana. Capítulo V, de la modificación de la Ley 4/94 , de 8 de julio, sobre Protección de los animales de compañía. DOCV núm. 6175.
  • DECRETO 83/2007, de 15 de junio, del Consell, de modificación del Decreto 158/1996, de 13 de agosto, del Consell, por el que se desarrolla la Ley 4/1994, de 8 de julio, de la Generalitat, sobre Protección de los Animales de Compañía. DOGV núm. 5537
  • DECRETO 158/1996, de 13 de agosto, del Gobierno Valenciano, por el que se desarrolla la Ley de la Generalitat Valenciana 4/94, de 8 de julio sobre Protección de los Animales de Compañía. DOGV núm. 5537 DOGV núm. 2813.
  • LEY 4/1994, de 8 de julio, de la Generalitat Valenciana, sobre protección de los animales de compañía. DOGV núm. 2307 de 11 de julio de 1994.  

Tenencia de animales potencialmente peligrosos.  

  • REAL DECRETO 1570/2007, de 30 de noviembre, por el que se modifica el Real Decreto 287/2002, de 22 de marzo, por el que se desarrolla la Ley 50/1999, de 23 de diciembre, sobre el régimen jurídico de la tenencia de animales potencialmente peligrosos. BOE núm. 297 de 12 de diciembre de 2007.
  • REAL DECRETO 287/2002, de 22 de marzo, por el que se desarrolla la Ley 50/1999, de 23 de diciembre, sobre el régimen jurídico de la tenencia de animales potencialmente peligrosos. BOE núm.74 de 27 de marzo de 2002.
  • DECRETO 145/2000, de 26 de septiembre, del Gobierno Valenciano, por el que se regula, en la Comunidad Valenciana, la tenencia de animales potencialmente peligrosos. DOGV núm. 3850 de 4 de octubre de 2000.
  • LEY 50/1999, de 23 de diciembre, sobre el Régimen Jurídico de la Tenencia de Animales Potencialmente Peligrosos. BOE núm. 307 de 24 de diciembre de 1999.
  • ORDEN de 8 de febrero de 1999, de la Consellería de Agricultura, Pesca y Alimentación, por la que se establecen controles suplementarios relativos a la tenencia de animales potencialmente peligrosos. DOGV núm. 3432 de 11 de febrero de 1999.