QUIENES SOMOS

Para propios y extraños les diremos que somos un colectivo humano atraído por la vocación de servicio, que ejercemos la medicina, velando por la salud de los animales y con ello contribuir a la salud de la humanidad. Somos lo que hoy se conoce universalmente como Veterinarios.

Antiguamente, menescal, o albéitar. Pues en la historia de la veterinaria Española, la Albeitería, vocablo arábigo de nuestro idioma, en la práctica profesional representa en España la sucesión directa de hipiátrica grecorromana y el tránsito  a la veterinaria moderna. Nombres todos más que estados  o ciclos específicos, representan fases de diferentes etapas en el proceso evolutivo de la medicina de los équidos. Efectivamente, en el orden cronológico de la profesión se cuentan: hipiátrica, albéitar y veterinario.

    El vocablo mariscal es de origen germánico y equivale en líneas generales a albéitar, que como ya hemos indicado, tiene su origen árabe, pues con ambas voces designaban árabes y germanos a los profesionales dedicados al cuidado y salud del caballo.

   Es conveniente aclarar que en España la sucesión cronológica de la medicina animal, representada por la trilogía hipiátrica, albéitar o merescal y veterinario, no fue tan sencilla y directa al ver interferida –desgraciadamente- por los artesanos del herrado.

   Cuando en la Edad Media se descubre la herradura de clavos nace el oficio del herrado (ferraor), que en su origen y durante algún tiempo estuvo totalmente desligado de la albeitería y mariscaleria, cuyos profesionales eran únicamente “médicos de caballos”. Pero más tarde, porque la escasez de albéitares o mariscales (generalmente al servicio de reyes o grandes magnates) obligó a los herradores a extender su actividad a la medicina de équidos, aunque con practicas empíricas carentes de toda base científica, dado el analfabetismo de alguno de ellos. Cundió el intrusismo e invadió el campo profesional, los tribunales de Protoalbeiteria, los títulos expedidos eran de albéitares-herrador, cuando no de herrador,albeitar. Existía una verdadera anarquía en el ejercicio de la profesión, entre, albéitares, herrador, castradores, muleteros, vaqueros, etc. que con la creación de la Escuela veterinaria de Madrid en 1792 sufre un rudo golpe el Protoalbeiterato al querer competir con la Escuela. En 1835 se transforma la Escuela en facultad de veterinarios incorporando el protoalbeiterato a la misma de tal manera que en ella se expedían títulos de veterinario y Albéitar.

  En 1847 se  reorganizan los estudios de veterinaria y la facultad de Madrid pasa denominarse Escuela Superior, y se crean dos nuevas Escuelas Subalternas una en Córdoba y otra en Zaragoza, y en 1852 otra en León. Madrid podía expedir títulos de veterinarios de 1ª clase tras cinco años de estudios, las otras tres solo podían expedir los de 2ª Clase después de una enseñanza que duraba tres cursos.

Lo más importante en estas fechas 1850, es que se suspendieron los estudios de Albeitería, y terminó el tribunal de protoalbeiterato que otorgaba el titulo de Albéitar y había tenido 350 años de existencia.

  En 1868 tras el destronamiento de la reina Isabel II el 8 de octubre se proclama una Declaración de Derechos que concedía entre otras cosas libertad de la enseñanza, y surgieron Escuelas libres como la de Sevilla y Valencia. Pero tuvieron que transcurrir seis años, que convencidos los gobernantes del gran fracaso de tales Escuelas veterinarias Libres, que por Decreto de 28 de julio de 1874 fueron suprimidas. Desaparecen las categorías de veterinarios de primera y segunda, equiparando los estudios de las cuatro Escuelas veterinarias existentes, y en 1882 empezó a funcionar una quinta escuela en Santiago de Compostela en las mismas condiciones que las otras.

   ____________________________________________________________________________

Quienes estén interesados en conocer con más detalle la historia de nuestro Colegio, pueden consultar la publicación “Datos para la historia del Colegio Oficial de Veterinarios de Castellón publicada en 1984.Otra publicación” I Centenario del Ilustre Colegio Oficial de veterinarios de Castellón 1901-2001,publicada el 4 de octubre de 2002.

En la larga andadura de nuestro Colegio Oficial de veterinarios, para quienes hemos pasado de octogenarios, y hemos conocido parte del Centenario, y a varios de los veterinarios que salieron de los primeros cursos de las Escuelas Veterinarias, algunos de 1ª clase y otros de 2ª,hoy queremos añadir, que ha sido tan importante el cambio sufrido en nuestra profesión, que uno y otro cincuentenario , no tienen ningún parecido, ni cultural ni científico; se pasó de lo empírico a la científico; se estudio la anatomía, fisiología, biología, las enfermedades de los animales,; se descubrieron las vacunas, las bacterias, los virus, la rabia, carbunco, la tuberculosis etc. y fue grande y reconocido el aporte a la salud humana con estudio detallado de las zoonosis, y en el siglo XX surgió un premio Nobel, el veterinario australiano Peter Doherty , autoridad mundial en inmunología que en 1996 recibió tal distinción por el

Descubrimiento de cómo el sistema inmunitario reconoce a las células infectadas por virus<<, gracias a su descubrimiento se hacen posibles los trasplantes de órganos y los tratamientos como el reuma, la esclerosis múltiples, la diabetes o la lucha contra el Sida.La ciencia veterinaria ayuda a salvaguardar la salud humana de forma universal. Los riesgos de la salud pública derivados de la vida  animal, quedan contralados por el veterinario, le sigue su intervención en la tecnología de los alimentos, entre otras cosas en que el 60% de las enfermedades humanas transmisibles provienen de los animales, tres de cuatro enfermedades emergentes son transmitidas por ellos. Es fundamental la colaboración veterinaria en todo el proceso evolutivo en la zootecnia y el preventivo en las zoonosis en todo el mundo., en el campo de la fertilidad e inseminación, o  los transgénicos,. No podemos olvidar la aportación veterinaria  a la medicina humana, se ha pasado a ser de curador de caballos, al permanente vigilante de la saludad humana.

   Con respecto a Castellón, piénsese que hasta los años 1950 los veterinarios oficiales, (Veterinarios titulares, inspectores municipales) eran 34 repartidos en Partidos veterinarios, hoy forman  el colectivo  de colegiados un total 325 veterinarios,  de ellos en activo 304, y jubilados 21.Por otra parte  la dedicación a la clínica de pequeños animales sigue en aumento, existiendo en la actualidad 68 clínicas, que dan ocupación a cerca de un centenar de profesionales.

    Otro  aspecto muy destacable ha sido el incremento de la colegiación femenina, durante el último cuarto del siglo XX. Y a este respecto merece señalar como hecho destacable y significativo, es el de Vicenta Ferrares Meseguer nacida  en 1910 en Canet lo Roig (Castellón), siendo una  de las primeras mujeres de España , que inicio los estudios de Veterinaria; ella  los inició en la Escuela  Veterinaria de Zaragoza en 1931 y terminó en 1936, ejerciendo de jefa del Laboratorio Municipal de Málaga hasta su jubilación en agosto de 1980. 

   En el último cuarto de siglo al que hemos asistido, la Organización Colegial sufre una transformación radical, pues en el Decreto 30/1988 de 7 de marzo  de la Conselleria de la Generalidad  Valenciana por el que se estructuran los servicios de veterinaria de la Comunidad Valenciana hay una remodelación de los que hasta dicha fecha fueron denominados partidos veterinarios. Hasta esa fecha, los veterinarios titulares realizaban simultáneamente funciones de salud pública y de producción, y salud pecuaria. El Decreto citado separó ambas funciones adscribiendo los servicios veterinarios de salud pública a la Conselleria de sanidad y Consumo, y los de producción y sanidad animal a los de Agricultura, pasando a ser desempeñados por facultativos diferentes.

    Esta nueva  reestructura de los servicios veterinarios supuso la supresión del concepto de partido veterinario. La Conselleria de sanidad creó las llamadas Aéreas de Salud, que delimitan el marco territorial donde se lleva a cabo de una forma integrada todas las actuaciones sanitarias. Los veterinarios adscritos a esta Conselleria ejercen su actividad en cinco vertientes:

Coordinadores Veterinarios de Área de salud.

Inspectores Veterinarios de mataderos.

Veterinarios de Inspección Pecuaria

Veterinarios Coordinador de producción y Sanidad Animal

Veterinarios de Saneamiento Ganadero

Los planes de la Conselleria de Agricultura en OCAPAS (Oficinas Comarcales de Agricultura y Producción Agraria)

    En el ejercicio profesional libre merece destacarse los veterinarios de ADS (Agrupaciones de Defensa Sanitaria), ADS de ovino y caprino. Los veterinarios al servicio de la empresa de piensos, e integración de ganado porcino; al servicio de Laboratorios biológicos, así como otros veterinarios dedicados a la labor docente en la Universidad, pues téngase en cuenta que en la actualidad se ha triplicado el número de Facultades Veterinarias en España, Barcelona, Valencia, Murcia, Cáceres, Mérida, Lugo, Las Palmas…

    Y merece un trato aparte los veterinarios dedicados a la Clínica de Pequeños Animales, que prácticamente cubre la mayor dedicación a esta faceta profesional, pues el número de Centros veterinarios distribuidos por la provincia ascienden a  74 , que dan casi la mayor ocupación a los profesionales en ejercicio libre. La actual legislación  sobre los Derechos de los Animales   así como la creación del RIVIA (Registro Informático Valenciano de Identificación Animal ha motivado la amplia dedicación de multitud de veterinarios a esta nueva faceta, iniciada hace apenas cincuenta años.

    Por último, en recuerdo y como una muestra del  mejor homenaje de reconocimiento,  a aquellos veterinarios que contribuyeron con su trabajo al engrandecimiento de nuestra profesión, mostramos la galería de Presidentes  efectivos, así como la de Presidentes de Honor que tuvieron la dicha  de recibir tal distinción

 

 PRESIDENTES EFECTIVOS:

 

D.JOSÉ MORENO MARTIN (1920 a 1925)

D.VICENTE DUHALDE MESEGUER (1926 a 1929)

D.RODRIGO BELTRÁN GARCÍA (1929 a 1033)

D.ALFREDO MULET ADRIÀ (1934 a 1939)

D.JOSÉ GASCÓ REMOLAR (1939 a 1943)

FEDERICO AÑO DOMENECH (1943 a1949)

D.FELIX ESCUDERO SOLANO (1949 a  1954)

D.JOAQUIN EDO GARCÍA (1954 a 1956)

D.FELIX ESCUDERO SOLANO (1956 a 1 1999)

D.JOSÉ MANUEL AHICART AHICART ( 1990 a 1991)

 D, CARLOS CORONA MARZOL (1991 a  2005)

 D. LUIS MIGUEL GARGALLO GARGALLO  (2006  a hoy))

 

PRESIDENTES DE HONOR

 

ILMO SR.D.PEDRO MOYANO Y MOYANO

ILMO.SR. D.ANGEL CAMPANO LOPEZ

ILMO.SR.D. VIDENTE DUALDE PEREZ

ILMO SR.D. FELIX ESCUDERO SOLANO

ILMO SR.D. DIEGO DUALDE PEREZ

ILMO  SR.D. BERNARDINO VINDEL GÍMENEZ

 

 Y no podemos terminar, sin hacer referencia al personal administrativo en nuestras oficinas atendidas por María José Orihuela Candía y Laura Alonso Celda, que aún disponiendo de los modernos medios de ordenador, internet, fax o medios de impresión, sin ellas, dado el número de colegiados, y servicio público no sería posible atender las necesidades perentorias que el servicio requiere.

 

 

 

 .

LOS CONTACTOS EN HORAS DE OFICINA:

Teléfono: 964 22 59 83

Fax:……… 964 72 48 77

Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

SIN COMENTARIOS

 

Año 1830.-Tarifas a nivel nacional aprobadas a propuesta de la Escuela Veterinaria de Madrid:

 Por castrar un caballo………………………….20 reales

Por operar un cuarto o raza………………….10    id.

Por amputar la cola……………………………….20   id.

Por una sangría……………………………………… 4   id.

Por partear una yegua o burra………………60   id.

Por dar fuego en cadera y espalda………..10   id.

Por dar fuego en corvejón o rodilla……….. 6   id.